top of page

REDUCIENDO EL DESPERDICIO EN NUESTRAS COCINAS: CONSEJOS DE EXPERTOS

En el actual panorama de la conciencia ambiental, la cocina se ha convertido en un frente crítico en la lucha contra el desperdicio. Los autores del premiado libro "Aquí no se tira nada", nos brindan su perspectiva y consejos sobre cómo cada uno de nosotros puede contribuir a la causa desde nuestro hogar.


En un mundo donde el cambio climático y la degradación ambiental son realidades que nos impactan cada día, en una encantadora cocina de Uruguay, una madre y su hija unen fuerzas para cultivar un estilo de vida sostenible. Con sus delantales puestos y sonrisas que iluminan la habitación, este dúo dinámico no solo comparte recetas, sino también una pasión por el medio ambiente. En una entrevista reciente, nos revelaron cómo su hogar se ha transformado en un santuario de sostenibilidad.


"La conciencia es el primer ingrediente en nuestro menú," comparten con una convicción que inspira. Su filosofía es sencilla: el impacto ambiental de nuestras decisiones culinarias es tan importante como el sabor de los platos que preparamos. Este par, con una simbiosis casi poética, cree en el poder de los pequeños cambios, y en que la educación es esencial para un futuro más verde.


"Se tira un tercio de lo que entra en nuestros hogares por falta de conocimiento. Si de un producto no solo utilizamos lo que es obvio, ya estaremos generando un cambio a nivel doméstico y esto lo trasladaremos a nuestra vida en general."


Su enfoque es una combinación de inventiva y practicidad, asegurando que acciones como comprar de manera consciente y utilizar los alimentos al máximo son gestos significativos hacia un gran cambio. Nos cuentan con entusiasmo sobre la transformación de frascos y botellas en herramientas útiles, un pequeño acto de revolución en la cocina.


Al abordar cómo iniciar un camino hacia menos desperdicio, recalcan que es vital adoptar hábitos que benefician tanto a la salud individual como al planeta.


Su libro, "Aquí no se tira nada", es más que un compendio de recetas; es una verdadera guía para comprar, conservar y reutilizar alimentos de manera eficaz. Su éxito en los Gourmand Cook Awards es testimonio del interés que han despertado con su enfoque. Las recetas que comparten, ya sea en su publicación o en Instagram, son una muestra de su filosofía Zero Waste. Ofrecen desde chips hechos con cáscaras de papas hasta hummus de cáscara de calabaza, demostrando que cada ingrediente tiene valor y potencial.



 

Cada plato viene con una anécdota, como la vez que transformaron desechos en delicias para una festividad local, una experiencia que se convirtió en una revelación sobre el valor intrínseco de los alimentos.


"Para nosotros esto no es una tendencia, sino una forma de concebir la vida en armonía con la naturaleza. En el 2008 la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) me invita a formar parte del Comité para los días Mundiales de cuidado del medio ambiente y la alimentación. En este momento era el Año Mundial de la Papa y como se celebraba ese año un 29 de setiembre se me ocurre plantearles hacer ñoquis de papas con las diferentes variedades. Esa celebración decidimos hacerla en la Plaza Cagancha o Libertad de Montevideo y eran 5000 porciones que íbamos a dar a degustar. Resultaron ser 6500 porciones que se entregaban al público en general y a instituciones educativas que nos visitaban. Debido al importante volumen de elaboración convocamos a los principales institutos de gastronomía de nuestro país y en ese momento me enfrento a una dura realidad. Las papas se pelaban y las cáscaras iban a la basura, algo que en mi casa siendo nieta de inmigrantes no sucedía. En ese momento tomé todas las cáscaras y le pedí a colegas que me ayudaran a darles el uso que debían de tener y así evitar el desperdicio. Panes, budines, almíbar para humedecer estos panes a partir de las maravillosas cáscaras de cientos y cientos de papas. Esa es solo una de muchas recetas porque cada una de ellas han sido elaboradas y degustadas en familia y testeadas e incluidas en los restaurantes que hemos tenido. Nuestro último restuarante llamado Sin Pretensiones ubicado en el casco anitguo de Montevideo, fue el escenario perfecto para que nuestros clientes experimentaran una verdadera cocina sustentable. Mi hija Guillermina Bauer estaba al frente del restaurante y sin dudas se fue convirtiendo paso a paso en la primer chef de cocina sin desperdicios en Uruguay."


 


El apoyo de sus seguidores es entusiasta, con mensajes que fluyen desde distintas partes de América Latina. Su influencia se extiende a través de charlas y colaboraciones con organizaciones públicas y privadas, y tienen planes de llevar su mensaje aún más lejos mediante conferencias virtuales.


Algunas recetas recomendadas

"Los chips de cáscaras de papas, los cubitos de caldo, las milanesas de la parte blanca de la sandía como sustituto de la carne, el hummus de cáscara de calabaza, del uso del carozo de la falta, la cáscara de banana y así podríamos seguir sin parar. Ya estamos terminando nuestro segundo libro y siguen surgiendo recetas de esta verdadera pasión."


Mensaje Final

"Está en nosotros y en nuestras actividades el lograr un cambio de paradigmas y entrar al mundo de la economía circular. Cada ahorro y acción suma positivamente a una mejor utilización de las materias primas con las que trabajamos en nuestras cocinas"




Para aquellos que deseen sumergirse en esta corriente culinaria sostenible, su cuenta de Instagram es una fuente constante de inspiración. @aquinosetiranada.uy y no se pierdan el libro con 286 recetas para optimizar los recursos https://aquinosetiranada.com.uy/


Comments


bottom of page